Salud y cuidados
Facebook

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Dar a nuestro querido perro su medicina rara vez es una tarea fácil. Conocer el procedimiento adecuado y qué esperar que puede ocurrir en tan delicado proceso es fundamental para el bienestar de ambos, de nosotros, los amos y de nuestro querido amigo, el can.

Muchas personas encuentran en los fármacos cuya composición es líquida, una forma más fáci de administrar que de otros tipos de medicinas, tales como pastillas, cápsulas, colirios o inyecciones. Pero, en cualquiera de los casos, siempre, se necesita paciencia, precisión y un poco de 'fuerza' para hacer que tu perro quede lo suficientemente inmóvil y trague la cantidad de medicamento correcta como para que le haga el efecto necesario. 

 

como dar el medicamento a tu perro

Los basicos

Los medicamentos líquidos se recetan para tratar una amplia variedad de posibles desajustes o enfermedades. Algunos medicamentos que usualmente se recetan como píldoras o cápsulas se pueden cambiar o combinar, a una formulación líquida, y con ello facilitar su administración. Si tienes problemas para darle píldoras a tu perro, pregúntale a tu veterinario si existe una composición alternativa.

Seguir las recomendaciones

Es importante administrar sólo los medicamentos recetados por un veterinario y administrarlo durante todo el tiempo que haya sido prescrito. No detengas el tratamiento antes de concluirlo, incluso si el problema parece ser resuelto. 

Técnica para medicamentos líquidos

Pasos para la administración de los medicamentos

  1. Los medicamentos líquidos deben venir provistos de un gotero o jeringa para su administración.
  2. Llena el gotero o jeringa con la cantidad de medicamento prescrita.
  3. Sosteniendo la cabeza de tu perro, con una mano, inserta la punta del cuentagotas o jeringa en una esquina de la boca, entre la mejilla y los dientes, apuntando hacia la parte posterior de la cabeza de tu perro.
  4. No inclines la cabeza de tu perro hacia atrás; esto puede causarle que inhale el medicamento. Aprieta el cuentagotas o presiona el émbolo de la jeringa para vaciarlo.
  5. Sosten la boca de su perro cerrada y acaricia su garganta; si ves que la cosa se pone difícil, da un pequeño golpe en su nariz para animar la deglución.
  6. Recompensa a tu perro -con un tratamiento aprobado por su veterinario-, con algo que le estimule y le haga sentir feliz después del 'mal trago', así retendrá en su recuerdo canino que quizá, cuando vuelva a tener que tomar medicinas, encuentre un premio; y eso le estimule..

como dar el medicamento a tu perro

Como retener a tu perro

Es posible que necesites ayuda para mantener a tu perro inmóvil mientras administras la medicina. Si no tienes a nadie que pueda ayudante, te puedes ayudar con una técnica concreta:

Siéntate en el suelo y sosten de frente el cuerpo de tu perro, de forma parcial, contra tu cuerpo o en tu regazo. Si tienes un perro grande, puedes situarte detrás de tu perro y hacer que se sienta contra tus piernas. A veces ayuda a apoyar a tu perro en una esquina.

Los perros pequeños como los bichones malteses, se pueden envolver en una toalla grande y se mantener contra su cuerpo, dejando sólo la cabeza libre. Asegúrate de no envolver a tu perro pequeño con demasiada fuerza.

Si tu perro lucha, habla con él con calma y dejar de administrar la medicina si se convierte en un aconteciimento extremadamente agitado. Ponte en contacto con tu veterinario si tienes preguntas o si persisten los problemas.