Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¿Cuáles son los alimentos para humanos más peligrosos para perros? 


¿Quién puede resistirse esos grandes ojos marrones o negros mirándote... !y esa sonrisa de tu perrito! ¿Puede una pequeña recompensa que aguarda sobre nuestra mesa, a la hora de la comida, llegar a lastimar a tu perro?

Bueno, como es lógico, eso depende del alimento del que hablemos y de su composición. Si contiene el edulcorantes como el xilitol, puede causar a tu perro algunos problemas reales, por ejemplo. Y, esos problemas no son sólo por el aumento de peso. Algunos alimentos son francamente peligrosos para los perros. Y algunos de estos alimentos son comunes en nuestra despensa o en nuestro frigorífico... algo que te puede llegar a sorprender.

perro golosina

1. Xilitol
2. Aguacate
3. Alcohol
4. Cebollas y Ajos
5. Uvas y Pasas
6. Café, té, bebidas energéticas y otros tipos de cafeína
7. Leche y otros productos lácteos
8. Nueces de macadamia
9. Chocolate
10. Ciertos tipos de huesos
11. Caquis, melocotones y ciruelas
12. Huevos crudos
13. Carne cruda y pescado
14. Sal
15. Tu Medicina
16. Lo que los perros pueden comer


Xilitol

El caramelo, la goma de mascar, la pasta de dientes, algunos productos horneados, y algunos alimentos de nuestra dieta se endulzan con xilitol. Puede hacer que el azúcar en la sangre de tu perro aumente y también puede causar insuficiencia hepática. Los primeros síntomas incluyen vómitos, letargo y problemas de coordinación. Eventualmente, tu perro puede tener convulsiones. La insuficiencia hepática puede ocurrir dentro de unos pocos días de haberlo consumido. Así es que... mucho cuidado con el xilitol.

xilitol


Aguacate 

Los aguacates, por ejemplo, contienen persin. El Persin es un fungicida toxina presente en el aguacate. Está bien para las personas que no son alérgicas a ella. Pero consumido en demasía podría ser venenoso para los perros.  Persin está en las hojas, la semilla, y la corteza, así como en la fruta. Así es que: atención al aguacate!!

aguacate


Alcohol 

El alcohol tiene el mismo efecto en el hígado y el cerebro de un perro que tiene en las personas. Pero se necesita mucho menos cantidad para lastimar a su perro. Sólo un poco de cerveza, licor, vino... Puede causar vómitos, diarrea, problemas de coordinación, problemas respiratorios, caer en estado de coma e incluso llegar a la muerte. Y cuanto más pequeño sea tu perro, peores consecuencias puede tener.

perro bebiendo alcohol

Cebollas y ajo 

Un consejo importante, debes mantener las cebollas y el ajo - en polvo, crudo, cocido o deshidratado - lejos de su perro. Su consumo puede acabar con un gran número de sus glóbulos rojos, causando anemia. Una pequeña dosis raramente es aconsejable. Pero comer mucha cantidad en una ocasión lo que puede causar es una intoxicación. Si eso sucede, estate atento y busca signos de debilidad, vómitos o problemas respiratorios. Si tu perro ha consumido ajos o cebollas, esa puede ser la causa. Cuéntaselo rápidamente a tu veterinario.

Uvas y Pasas 

Sin duda, hay mejores golosinas para dar a su perro que uvas o pasas. Las uvas y las pasas pueden causar insuficiencia renal en tu mascota. Y sólo una pequeña cantidad puede hacer que tu perro enferme. Vomitar una y otra vez sería una señal temprana y avisadora.

uvas

Café, té, bebidas energéticas y otros tipos de cafeína 

La cafeína también puede ser fatal para tu perro. Ten cuidado con el café y también con el , incluso con los frijoles. Manten a tu perro lejos de cacao, chocolate, bebidas de colas y bebidas energéticas. La cafeína también se encuentra en algunos medicamentos para combatir los resfriados. Ten cuidado si percibes inquietud en tu mascota, si percibes que tiene la respiración acelerada y contracciones musculares.

Leche y otros productos lácteos 

En un día caluroso, puede ser tentador compartir tu helado con tu perro. La leche y los productos lácteos pueden causar diarrea y otros problemas digestivos para tu cachorro. También pueden desencadenar alergias alimentarias, que pueden causarle picazón.

Nueces de macadamia 

Manten a tu perro lejos de nueces de macadamia y alimentos que contienen nueces de macadamia. Sólo seis nueces de macadamia crudas o tostadas pueden hacer que un perro enferme. Busca síntomas como sacudidas musculares, vómitos, temperatura alta y debilidad en las piernas traseras si piensas que tu perro ha podido comerlas. Comer chocolate con las nueces empeorará los síntomas. Mucho atención!!

Nueces de macadamia

Chocolate 

La mayoría de la gente sabe que el chocolate es malo para los perros. El problema en el chocolate es la teobromina. Se encuentra en todo tipo de chocolate, incluso en el chocolate blanco. Los tipos más peligrosos son el chocolate negro y el chocolate para hornear sin azúcar. Consumir la teobromina puede hacer que tu perro llegue a vomitar y tener diarrea. También puede causar problemas cardíacos, temblores, convulsiones y, en los casos más trágicos, la muerte. Mucho cuidado!!

Ciertos tipo de huesos 

La grasa recortada de la carne, tanto cocida como sin cocer, puede causar pancreatitis en los perros. Y, aunque parezca natural darle a un perro un hueso, puede ahogarse con él. Los huesos también pueden astillarse y bloquear o causar cortes en el sistema digestivo de su perro. Atención!!

Caquis, melocotones y ciruelas 

El problema con estas frutas son sus semillas. Las semillas de los caquis pueden causar problemas en el intestino delgado de un perro. También pueden bloquear sus intestinos. Eso también puede ocurrir si un perro come las semillas de un melocotón o una ciruela.

Huevos crudos 

Algunas personas alimentan a sus perros con una "dieta cruda" que incluye huevos crudos. Pero las principales asociaciones médicas veterinarias no creen que sea una buena idea. Existe la posibilidad de intoxicación por bacterias como salmonella o E. coli. Hable con su veterinario si tienes dudas al respecto.

Carne cruda y pescado 

Al igual que los huevos crudos, la carne cruda y el pescado pueden tener bacterias que pueden llegar a causar intoxicación alimentaria. Algunos pescados como el salmón, la trucha, o el esturión también pueden tener un parásito que causa la "enfermedad de los peces". Es tratable, pero consigue ayuda de un profesional veterinario de inmediato. Los primeros signos son: vómitos, fiebre y grandes ganglios linfáticos. Es preciso cocinar completamente el pescado para matar al parásito.

Sal

No es una buena idea compartir alimentos salados como patatas fritas con su perro. Comer demasiada sal puede hacer que tu perro tenga mucha sed. Eso significa un montón de viajes a buscar qué beber, y podría conducir a la intoxicación por sodio. Los síntomas de exceso de sal incluyen: vómitos, diarrea, depresión, temblores, temperatura alta y convulsiones. 

Tu Medicina 

Los perros no deben tomar la medicina de las personas. Es obvio decirlo, claro está. Al igual que lo haces para tus hijos, manten todos los medicamentos fuera del alcance de tu perro. Y, nunca ofrezcas a tu perro cualquier medicina de venta libre a menos que tu veterinario lo recete. Ingredientes como el paracetamol o el ibuprofeno son comunes en analgésicos y medicamentos para el resfriado. Y, pueden ser mortales para su perro.


Lo que los perros pueden comer 

Debes asegurarte de que tu perro tiene una dieta saludable y bien balanceada pidiendo a tu veterinario sugerir un alimento concreto para perros de calidad. Pero eso no significa que a veces no se pueda dar a nuestros perros la comida de la gente como un regalo especial.

Algunas recomendaciones

Asegúrate de que los alimentos estén cocidos y no sean grasos o muy condimentados. Estas son algunas ideas.

Sí a las carnes magras

La mayoría de los perros digieren bien los cortes magros de carne que han sido bien cocidos. Intenta quitar toda la grasa visible, incluida la piel de las aves de corral. Asegúrate de que no hay huesos en la carne.

Sí a algunas frutas frescas

Algunas rodajas de manzanas, naranjas, plátanos o sandía pueden hacer las delicias para tu perro. Saque primero las semillas. Las semillas, tallos y hojas pueden causar serios problemas.

Sí a algunos verduras y vegetales

Tu perro puede tener una merienda saludable con algunos palitos de zanahoria, judías verdes, rodajas de pepino o rebanadas de calabacín. No dejes que tu perro coma patatas crudas. Lo que es sensacional es la macedonia de verduras: guisantes, zanahorias...

Sí al arroz blanco cocinado y la pasta

Los perros pueden comer arroz blanco o pasta después de que esté cocido. Y, una porción de arroz blanco con un poco de pollo hervido a veces puede hacer que tu perro se sienta mejor si llega a tener problemas de estómago.