Bichon maltes

Cómo enseñar a tu perro a no saltar

Reaccionar ante un perro que salta ante ti es casi una reacción irreflexiva, y ese tipo de reacciones es lo que suele provocar que se conviertan en un hábito poco agradable para cualquier perro.

Ya sea regañar a un perro para que se detenga cuando no deja de dar saltos alrededor de alguien o agacharse para gratificarle con algunas palmaditas antes de empujarlo para que desista y deje de hacerlo, estos son dos ejemplos de falta de entrenamiento, un comportamiento que es prácticamente universal.
 
Piensa que para tu perro saltar alrededor de las personas es gratificante porque les suele funcionar; tu perro emocionado se pone en contacto contigo, y la mayoría de las veces, se le reconoce cuando lo hace. Incluso tu reconocimiento enojado es suficiente para mantener vivo el comportamiento.

La solución simple para que tu perro salte ante cualquiera

El secreto para frenar este hábito de saltar sin conocimiento y hasta la extenuación (muchas veces) es enseñarle a tu perro que es ‘invisible’ a menos que tenga las cuatro patas en el suelo.
 
En lugar de decirle a tu perro que se baje o empujarlo con desdén, aleja su cuerpo de forma inmediata al momento en que sus patitas delanteras comiencen a levantarse del suelo. Y no reconozcas a tu perro mientras salta, y en el momento en que logra mantener a cuatro en el suelo, vuelve a mirarlo y salúdale sonriente para que entienda que así es como se deben hacer las cosas.
 
Si vuelve a saltar, repite el proceso. Entrenar a los perritos a no saltar, especialmente si lo han estado haciendo durante mucho tiempo, tomará tiempo y paciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *